Ceremonia de Clausura de Cursos y Colación de Grados 2021 en la EMA

21 de diciembre de 2021

El 20 de diciembre, se llevó a cabo en las instalaciones de la Escuela Militar de Aeronáutica (EMA), la Ceremonia de Clausura de Cursos y Colación de Grados 2021.

La misma contó con la presencia del presidente de la República, Dr. Luis Lacalle Pou, del ministro de Defensa Nacional, Dr. Javier García y del Comandante en Jefe de la FAU, General del Aire, Luis H. De León, entre otras autoridades militares y civiles.

El Presidente inició la ceremonia con el pasaje de revista a los efectivos terrestres acompañado por el director de la EMA, Cnel. (Av.) Walter Pérez.

Seguidamente, la Banda de Músicos “Cnel. (Reserva) Walter Miños” ejecutó las estrofas del Himno Nacional.

Posteriormente, se realizó la lectura de la Orden de la Dirección, continuando con la entrega de los pabellones patrios a los nuevos abanderados.

Asimismo, se hizo entrega de espadas y despachos a los nóveles alféreces recientemente egresados de la Promoción “Sdo. Luciano Romero”.

Finalmente, el Director de la EMA realizó una alocución, para luego dar comienzo al desfile terrestre y aéreo en honor a las autoridades presentes.

Junto al desfile terrestre sobrevolaron una formación de cuatro aeronaves PC-7 Pilatus y una aeronave A-37B Dragonfly.

Palabras del Director de la EMA, Cnel. (Av.) Walter Pérez

Hace apenas un mes celebrábamos en esta casa nuestro centésimo quinto aniversario y hoy, en este día tan especial que quedará marcado por siempre en la vida de muchos de nosotros, me lleva a reflexionar cómo a pesar todo este tiempo hay cosas que permanecen intactas.

Porque podemos cambiar nuestras aeronaves, mejorar nuestra infraestructura, modificar nuestros planes de estudio, pero eso que están sintiendo en este momento estos once Nóveles Alféreces, esa piel erizada y ese pecho que explota al gritar “SI JURO”, eso se ha mantenido intacto a lo largo de todos estos años.

Porque eso es lo que hace fuerte a las organizaciones, su gente y eso es lo que nos identifica a lo largo de todos estos años, esa formación basada en los valores, tales como el respeto, la lealtad, el patriotismo, el honor, la moral, y tantos otros, que han sido los pilares históricos de la formación de los Oficiales de nuestra Fuerza.

No ha sido un año sencillo, una vez más la pandemia nos obligó a volver a la virtualidad durante todo el primer semestre, con lo que ello representa para la formación de los Cadetes, en aspectos tan sensibles e importantes como el liderazgo, el trabajo en equipo, el espíritu de cuerpo, entre otros. Es aquí donde quiero destacar la tarea de todos aquellos que se antepusieron a todos los obstáculos, logrando cumplir cabalmente las metas propuestas.

Es así que quiero transmitir mi reconocimiento y agradecimiento a los Oficiales, a los docentes y a los instructores del Instituto, eslabones fundamentales de esta cadena, ya que son quienes brindan a los Cadetes las herramientas y competencias necesarias para desempeñarse profesionalmente en nuestra Fuerza.

En esta instancia, deseo agradecer a todos los Comandos, Unidades, Direcciones, Institutos, Servicios y reparticiones de la Fuerza, que con su apoyo hacen posible nuestra tarea. Nada podríamos llevar adelante sin vuestro apoyo.

Pero para llevar adelante todo esto se requiere un buen equipo que lo lidere, y en ese sentido, hablando en términos futbolísticos, yo tengo un cuadrazo. Quiero reconocer y agradecer la labor llevada adelante por el Subdirector y los Jefes del Instituto, su profesionalismo, abnegación, y compromiso me enorgullecen.

Quiero reconocer y agradecer al Personal Subalterno del Instituto, todos y cada uno de ustedes son fundamentales, ya que con su abnegada y silenciosa labor, nos permite llevar adelante nuestra tarea.

Muchos han sido los desafíos, algunos ya sorteados con objetivos cumplidos, y otros que restan por concretar. El contar con una plataforma de vuelo que nos permita continuar con el proceso de formación de los pilotos como hasta ahora, es un desafío no solo del Instituto, sino de la Fuerza, al igual que la concreción del Polo Educativo, el que nos permitirá no solo concentrar en esta área toda la formación y capacitación de los integrantes de la Fuerza, sino que será una oportunidad para recuperar cierta infraestructura que hoy se encuentra deteriorada.

“Evolucionar como Institución Educativa, que responda a la demanda de la Defensa Nacional y de la sociedad, que nos sitúe a la vanguardia de la calidad educativa a nivel nacional e internacional, de acuerdo a la realidad imperante”, es nuestra visión, y en ese camino estamos, hoy vimos consolidado nuestro proyecto educativo terciario universitario, en estos nueve licenciados en Defensa Militar Aeroespacial, conformando ya la segunda generación que egresa con dicha titulación.

Del mismo modo, se implementó y desarrolló el curso de metodología de la investigación y de materias complementarias, para la primera generación de Oficiales ya egresados, finalizando con las defensas de los trabajos de grado, por lo que nos encontramos a espera del aval por parte del Ministerio de Educación y Cultura, para otorgar el reconocimiento de la Licenciatura a este primer grupo de Oficiales también.

Quisiera ahora dirigirme al Cuerpo de Alumnos del Instituto, quienes han finalizado ya un nuevo ciclo, en el que cada uno ha debido superar los distintos obstáculos, para ir cumpliendo las metas propuestas. Sabemos que no ha sido sencillo, y reconocemos el esfuerzo y el compromiso demostrado en cada tarea asignada, tengan presente que cada etapa sorteada, lejos de significar la culminación del esfuerzo, debe ser un trampolín para redoblarlo, y un incentivo mayor para continuar en este camino.

A los Alféreces que acaban de egresar, finalmente ese día tan esperado llegó, este es el broche de oro al esfuerzo, al trabajo, a la constancia y al profesionalismo. Aquello que soñaban cuatro años atrás al atravesar el portón de la Escuela, hoy es una realidad, “misión cumplida”.

Una nueva etapa comienza ahora, y con ello nuevos desafíos a afrontar, siéntanse tranquilos de ser poseedores de las competencias y herramientas necesarias para sortearlos.

A partir de ahora comienza su vuelo solo, ya no estarán más sus instructores en el asiento de al lado, pero seguirán siendo sus referentes, y sepan que siempre estarán para guiarlos en las situaciones difíciles.

Asumen también una gran responsabilidad, como líderes desarrollando el pensamiento crítico y el juicio reflexivo para poder tomar las decisiones más adecuadas; y como profesionales de la Defensa, en cuanto a continuar desarrollando las capacidades para acompañar el avance tecnológico del Poder Aeroespacial.

Tengan iniciativa, sean expeditivos, pongan su impronta, deberán buscar soluciones innovadoras a los nuevos problemas que se presentarán, y para ello no existen límites, recuerden que como dijo el escritor Idries Shah, “La capacidad de un hombre es la misma que la amplitud de su visión”.

Muchas Gracias.

Galería: EMA