Aniversario de la Brigada Aérea III

29 de abril de 2021

Reseña histórica

El 27 de abril de 1962 es nombrado el Primer Jefe del Aeródromo “Cap. Boiso Lanza”, teniendo la responsabilidad sobre los Servicios de este. Otras Unidades pasaron a su dependencia y fue creciendo hasta transformarse en el año 1965 en la Unidad de Servicio del Aeródromo "Cap. Boiso Lanza", conocida por su sigla U.S.A.C.B.L.

Quince años después de su creación, más exactamente el 29 de abril de 1980, sus medios y el personal, son designados a formar parte de una nueva Unidad, al crearse la Brigada de Seguridad terrestre. Diecinueve años más tarde, por medio del Decreto N° 113/99 de fecha 16 de abril de 1999, la Unidad cambia su denominación a Brigada Aérea III, al crearse por el mismo Decreto el Escuadrón Aéreo N.° 7 (Observación y Enlace).

Esta Unidad se ha conformado desde sus albores cuando era sólo una Jefatura y en sucesivas transformaciones y adaptaciones a las diferentes realidades, una rica historia de 59 años al Servicio de la Fuerza Aérea. Se ha destacado desde sus inicios, como Unidad de referencia en Operaciones Especiales, Seguridad y Defensa de Bases Aéreas, apoyo a entrenamiento de Unidades en conocimientos terrestres y posteriormente se le incorporaron tareas de Observación y Enlace y Seguridad Aeroportuaria.

Palabras del comandante de la Brigada Aérea III, Cnel. (Av.) Marcelo Pilón

Un nuevo aniversario nos reúne en este 29 de abril, pero de una manera diferente a lo acostumbrado. Por segundo año consecutivo y a raíz de la situación sanitaria ya de conocimiento, nos vemos obligados en los tiempos que corren, a comunicarnos principalmente mediante la escritura o de forma virtual.

Más allá de este hecho las actividades del último año se han cumplido como de costumbre en toda la Unidad, poniendo de manifiesto el afán de superación y servicio de todos y cada uno de los efectivos que integran la misma.

En relación a las actividades cumplidas en los últimos doce meses, podemos destacar lo siguiente:

En cuanto a la actividad aérea, se han volado alrededor de 1.400 horas, cumpliendo con despliegues operativos con personal reducido por motivos sanitarios a Aeropuertos de Artigas Melo y Salto, misiones dentro del marco del Plan Frontera y Verano Seguro (apoyo a la Dirección Nacional de Bomberos), misiones Sanitarias de distribución de vacunas por COVID-19 y en general apoyo a otras Entidades.

Se ha capacitado a Oficiales y Personal de la Unidad en una amplia gama de cursos tanto nacionales como internacionales.

En lo que respecta a la Policía Aérea Nacional, en relación a la Seguridad Aeroportuaria, más allá de los entrenamientos permanentes, actividad de rutina y de Operaciones Especiales, se continuó el apoyo por motivos de la Pandemia a Entidades Ministeriales en los Aeropuertos que reciben pasajeros procedentes de vuelos internacionales, actividades en el marco del Plan Frontera y apoyo al Plan de Vacunación contra COVID-19.

Con respecto al Escuadrón de Base Aérea N° 3, Policía Militar y Departamento de Operaciones han sido y serán el apoyo logístico incondicional de la Unidad, tanto sea en las actividades de servicio cotidiano en la Base Aérea “Cap. Boiso Lanza”, como en los servicios en el Destacamento del INR N.° 7, custodia de Radar Móvil, ejecución y coordinación general en Elecciones Departamentales en el año 2020, apoyo a requerimientos del Sistema Nacional de Emergencias (SINAE/CECOED), despliegues y apoyos a otras Unidades.

En cuanto a los desafíos, a corto plazo se ha previsto el cambio físico y administrativo del Escuadrón Aéreo N° 7 (Observación y Enlace) (el cual el pasado 16 de abril cumplió 22 años de ardua labor), hacia la Brigada Aérea I en el área de Carrasco, con lo cual se desea incrementar su operatividad y adaptarse a las transformaciones e innovaciones que día a día se hacen realidad.

Por otro lado quisiera resaltar y agradecer los apoyos recibido de todas las Unidades de la Fuerza Aérea, como así también del Ejército Nacional, Armada Nacional, Ministerio del Interior y Entidades Civiles, sin los cuales sería imposible salvar los obstáculos que se nos plantean día a día, e instruir al Personal en diferentes facetas aplicables al cumplimiento de nuestras misiones.

Los recursos materiales muchas veces son escasos, así como el Personal idóneo para el trabajo diario en las diferentes áreas, pero con profesionalismo, disciplina, camaradería, humildad, esfuerzo y sentido de pertenencia a la Unidad, todos sus integrantes lo han llevado no obstante, igualmente a un nivel de cumplimiento de excelencia, sumado a la situación de pandemia que indefectiblemente ha afectado la labor diaria en varios aspectos. A todos ellos mis felicitaciones.

A los Señores Oficiales y Personal Subalterno de la Unidad, incluyendo a todos los destacamentos de Seguridad Aeroportuaria ubicados a lo largo y ancho del País, mi más alto reconocimiento por la labor diaria que realizan muchas veces más allá del propio deber, logrando en un trabajo de equipo, llegar a cumplir los objetivos planteados y la misión encomendada, sacrificando en varias oportunidades a su vez para el cumplimiento de las tareas, horas compartidas con la familia, la otra parte fundamental en nuestras vidas.

El espíritu de siempre que ha identificado a esta Brigada y a todos sus integrantes, no cabe duda, permanecerá intacto, más allá de los desafíos que se nos plantean en el presente, o lo que nos depare el futuro.

¡Feliz aniversario!

Galería: Brigada Aérea III