Aniversario de la Aviación Militar y Día de la Fuerza Aérea Uruguaya

18 de marzo de 2021

Más de 100 años a la vanguardia de la Patria

Este miércoles 17 de marzo, se celebró el 108.º aniversario de la Aviación Militar y Día de la Fuerza Aérea.


En esta fecha tan significativa para nuestra institución, se conmemora la puesta en marcha de la primera Escuela de Aviación Militar de nuestro país, que dio origen con el pasar del tiempo a la Escuela Militar de Aeronáutica y a la Fuerza Aérea Uruguaya.

Esta escuela comenzó su actividad un día como hoy pero de 1913, en Los Cerrillos, y albergó a la primera de muchas tandas de pilotos militares. Con tan solo diez alumnos, al mando del instructor francés Marcel Paillette, entre los que se encontraban Cesáreo Berisso y Juan Manuel Boiso Lanza, estos jóvenes y entusiastas compatriotas pusieron la piedra fundacional de lo que hoy es nuestra Fuerza Aérea.


Este año, la ceremonia se desarrolló en la Base Aérea n.° 2 “Tte. 2.° Mario W. Parallada”, ubicada en la ciudad de Durazno, y contó con la presencia del presidente de la República, Dr. Luis Lacalle Pou, de la vicepresidenta de la República, Esc. Beatriz Argimón, del ministro de Defensa Nacional, Dr. Javier García, del Comandante en Jefe de la Fuerza Aérea, Gral. del Aire Luis De León, así como de otras autoridades civiles y militares.


Luego de la revista de efectivos, se procedió a entonar las estrofas del Himno Nacional. Posteriormente, se entregó el premio Seguridad de Vuelo a la May. (Av.) Lucía Varela en representación del Escuadrón de Vuelo Avanzado, y el premio “Al Mérito” al Cap. (Av.) Ricardo Trias, al AT 1ra Edy Báez y al AT 2da Christian Sousluaga.


Finalizando la ceremonia, hizo uso de la palabra el Comandante en Jefe, y los efectivos presentes desfilaron en honor a las autoridades presentes.

Palabras del Comandante en Jefe de la Fuerza Aérea Uruguaya, Gral. del Aire Luis De León

En el centésimo octavo aniversario de la Aviación Militar, la Fuerza Aérea Uruguaya da la bienvenida a quienes le acompañan hoy, agradeciendo su presencia en momentos tan difíciles. 

Desde 1930, año en el que tiene asiento la Brigada Aérea II en el entonces Aeródromo de la localidad de Santa Bernardina, hoy Aeropuerto Internacional de Alternativa, la Fuerza Aérea Uruguaya se ha sentido parte de la ciudad de Durazno. En el año de conmemoración de los 200 años de la fundación de la ciudad de San Pedro de Durazno, la Fuerza Aérea ha querido ser partícipe de sus festejos y agradece a la sociedad duraznense a través de la figura de su Intendente el Prof. Carmelo Vidalín, que nos hayan permitido crecer juntos.

La Fuerza Aérea, que dio sus primeros pasos dentro de las filas del Ejército Nacional, desde el momento de su separación ha transitado su propio camino, sin embargo, como parte de su doctrina fundamental, es consciente de su pertenencia a un sistema mayor; y como parte de ese sistema la cohesión, la coordinación y el apoyo con las demás Fuerzas es no sólo fundamental, sino también natural en nuestro accionar. El poder operar de forma conjunta con la Armada y el Ejército Nacional es, no sólo un orgullo, sino también una obligación doctrinaria que nos permitirá abordar cualquier misión que se nos asigne.

El 2020 ha sido un año de grandes desafíos, tanto en lo operacional como en lo organizacional, que puso a prueba a cada integrante de la institución.

Desde el punto de vista Operativo se desarrollaron grandes y significativas misiones como ser:

  • El cumplimiento de la Ley de Frontera.

  • Los traslados sanitarios y de órganos.

  • El apoyo al Ministerio del Interior.

  • El apoyo al Ministerio de Relaciones Exteriores, al coordinar y realizar el transporte de cientos de ciudadanos varados fuera de nuestro país.

  • El apoyo al Ministerio de Salud Pública en el transporte de material sanitario,

 entre otras tareas que fueron asignadas y que en su cumplimiento recogieron el reconocimiento y agradecimiento de la población.

El sistema educativo de la Fuerza se vio afectado como todos los sistemas educativos, sin embargo se llevaron adelante todos los cursos programados en tiempo y forma, gracias al desarrollo por parte de la Escuela de Comando y Estado Mayor Aéreo de la plataforma educativa a distancia, herramienta fundamental en este año atípico.

Como hito educativo a resaltar, en este año, se recibieron los primeros licenciados en la Escuela Militar de Aeronáutica iniciando así el reconocimiento terciario de la educación del Señor Oficial.

Para la Fuerza Aérea Uruguaya la Seguridad Operacional es un valor institucional primordial, como medio para proteger el activo más valioso, sus recursos humanos. Tenemos la necesidad y el compromiso de mantener nuestro desempeño en seguridad operacional al máximo nivel de excelencia.

Es intención de este comandante implementar un sistema de gestión de seguridad operacional ejemplar, teniendo en cuenta para ello las mejores prácticas y el cumplimiento de todas las reglamentaciones en vigencia. Ello dependerá del desarrollo de una cultura de seguridad operacional, siendo fundamental la educación permanente en esta materia. Es tarea de todo el personal involucrarse activamente en la mejora de la gestión de la seguridad operacional.

En julio de este año llegara a su fin la Misión de naciones unidas URUASU en la República Democrática del Congo. Este contingente ha operado todos los servicios aeroportuarios en el aeródromo de Kavumu desde el 15 de octubre de 2003, desde la lucha contra incendios aeronáuticos hasta el control del movimiento de pasajeros y carga, acumulando unas 77 mil operaciones de vuelo atendidas, en forma altamente eficaz velando por la seguridad de las mismas. 

Sin este esfuerzo el soporte logístico de la MONUSCO (Misión de las Naciones Unidas para la estabilización en la República Democrática del Congo) en la región no hubiera sido posible.

Además, esta unidad se destaca por ser una de las pocas desplegadas en el área de misión con más de un 20 % de personal femenino integrándola. Agradezco la dedicación de las casi 2000 mujeres y hombres que nos representaron durante este tiempo.

Este comando se ha abocado en la búsqueda de oportunidades para la proyección de la fuerza, pero esto no podría suceder sin el liderazgo del Mando Superior, quien ha apoyado nuestra gestión adquiriendo dos aeronaves KC-130H aumentando significativamente las capacidades estratégicas y tecnológicas de la Fuerza.

El día 28 de enero del año 1984 el estado uruguayo demostró ante la comunidad internacional su voluntad y su capacidad de llegar al continente blanco, aterrizando una aeronave Fairchild 227 de la FAU en el mismo. Se inició así el apoyo logístico de la Fuerza Aérea al personal allí desplegado, tarea cumplida hasta el día de hoy en forma ininterrumpida. Desde entonces nuestra participación en la Antártida ha sido cada vez más comprometida. Para ello, a lo largo del año, la Fuerza debe planificar y coordinar, por sí y en conjunto con el Ministerio de Defensa Nacional, el Estado Mayor de la Defensa, el Ejército Nacional, la Armada Nacional, el Instituto Antártico Uruguayo y otras instituciones nacionales, así como también extranjeras de países amigos.

Se resalta este año la realización del Primer vuelo directo en apoyo a la Base Científica Antártica Artigas operando los nuevos KC-130H. Contribuyendo así con el cumplimiento de uno de los objetivos estratégicos del país.

Los nuevos desafíos que la Fuerza se ha impuesto son:

  • Proyectar y mantener la Defensa Aérea en cumplimiento de la normativa recientemente aprobada.

  • Consolidar el sistema educativo integral para el personal de la Fuerza, civil y militar.

  • Apoyar las actividades de la Dirección Nacional de Aviación Civil e Infraestructura Aeronáutica para el desarrollo de la aviación civil nacional parte importante de la reserva de la Fuerza Aérea.

  • Reestructurar la infraestructura e iniciar la reorganización de la Fuerza.

  • Con el apoyo del ministerio de defensa, incrementar el bienestar del personal subalterno.

  • Optimizar la gestión de la seguridad operacional para mejorar los estándares de la misma.

  • Afianzar el concepto Espacial dentro y fuera de la fuerza para promulgar una regulación nacional y de esa manera tener un mayor control de esta actividad acorde a los requerimientos internacionales.

La capacidad operativa de la Fuerza es puesta a prueba en todas las misiones que se le asignan las cuales se cumplen con un alto nivel de profesionalismo de sus integrantes, que de una forma silenciosa y con un alto sentido del deber obtienen los mejores resultados posibles, esto es lo que al final vale, y no puedo dejar de reconocer y agradecer.

Me siento profundamente orgulloso de comandarlos pues, al finalizar el día las unidades de la fuerza seguirán operando, protegiendo el espacio aéreo, dando la seguridad a los aeropuertos, custodiando cárceles, manteniéndose alertas para ejecutar los posibles rescates o traslados sanitarios que se requieran, instruyendo y entrenando al personal, abasteciendo y manteniendo a las aeronaves.

Al finalizar el día, la Fuerza Aérea seguirá haciendo silenciosamente lo que ha hecho desde el día de su creación, servir a la patria siendo útil a la sociedad a la que se debe.

Muchas Gracias.

Galería: Brigada Aérea II (Durazno)