Ceremonia del 74.º aniversario de la Escuela Técnica de Aeronáutica

10 de octubre de 2020

En horas de la mañana del 9 de octubre se realizó la ceremonia del 74.º aniversario de la Escuela Técnica de Aeronáutica cuya fecha oficial se conmemora cada 10 de octubre.

Los actos fueron presididos por el Ministro de Defensa Nacional Dr. Javier García, el Comandante en Jefe de la Fuerza Aérea Uruguaya, Gral. del Aire Luis De León, el Comandante del Comando Aéreo de Personal, Brig. Gral. (Av.) José Medina, y el Director del Instituto, Cnel. (Av.) Heriberto Gancio, entre otras autoridades y amigos del Instituto.

La ceremonia dio comienzo con la revista de la formación general de efectivos, y minutos más tarde la Banda de Músicos de la FAU ejecutó el Himno Nacional. Acto seguido, alumnos del Instituto realizaron un movimiento sincronizado en automático con armamento en la plaza de armas.

Seguidamente, el Sr. Ministro de Defensa Nacional, acompañado por el Comandante en Jefe de la Fuerza Aérea Uruguaya, y el Sr. Director del Instituto, hicieron entrega de una medalla al Personal Subalterno que computó 30 años de servicio.

Para finalizar la ceremonia, el Director de la Escuela Técnica de Aeronáutica hizo uso de la palabra, se realizó un desfile terrestre y se procedió a la firma del Libro de Honor, dando cierre a la ceremonia.

Palabras del director de la Escuela Técnica de Aeronáutica, Cnel. (Av.) Heriberto Gancio

Señor Ministro de Defensa Nacional Dr. Javier García, y en su nombre; permítame dar la bienvenida y hacer extensivo el saludo a las autoridades; Civiles, Militares en Actividad y Retiro, Alumnos y Docentes, Familiares y Amigos aquí presentes, que en el día de hoy nos acompañan y honran con su presencia, al conmemorarse un nuevo Aniversario de esta Casa de Estudios.

Hoy nos separan 74 años de aquel día, cuando se creaba la Escuela Técnica de Aeronáutica, la que por entonces tenía su sede en el predio del Comando General, en la Base Aérea “Cap. Boiso Lanza” siendo esto producto de una nueva visión y la incipiente necesidad de una aviación mucho más exigente y profesional.

Nuestra génesis fundacional, la que comenzara junto al nacimiento de nuestra Aviación Militar en el año 1913, permite de forma confiable y segura que aquella aviación, de máquinas voladoras hechas de madera y tela, pudiese desplegar sus alas y hacer rugir sus motores, al surcar los cielos de la patria. En ella existían hombres con diferentes capacidades técnicas que lo hacían posible; Constructores de aviones como Castaibert, mecánicos como José Gomez, carpintero y fabricante de hélices como Miguel Nadal y ayudante de mecánico como Laureano Varela.

Estos Hombres Técnicos, sentaron las bases e iniciaron los procesos, para futuras capacitaciones de personal especializado, en una joven aeronáutica que con el devenir del tiempo demandaría más conocimientos y profesionalismo.

Estos conocimientos tenían por entonces, al igual que ahora, dar el marco adecuado para la formación a un amplio espectro de especialidades y capacitaciones, sin las cuales hoy, no sería posible desarrollar la actividad Aeronáutica Militar.

Por eso esta Escuela, es el fiel custodio “Del Legado de sus precursores”, y mantiene firme su rumbo, con la convicción y visión, de la importancia que tiene para el país y la actividad aeronáutica nacional; el compromiso asumido, mediante el sostenimiento de la educación y formación del Personal, así como también el mantenimiento y desarrollo de las capacidades de nuestra Fuerza Aérea Uruguaya.

Muchos hombres y mujeres han pasado, pasan y pasarán por las aulas de nuestra Escuela, recibiendo capacitación e instrucción en distintas áreas, que permiten “Mantener Volando las Alas de la Patria”, ya sea en los cielos de nuestro territorio nacional, así como también proyectando a nuestro país en los más recónditos lugares del planeta.

Aquí no solo se forman Aerotécnicos, puesto que, la actividad aeronáutica demanda otras disciplinas y apoyos, por eso es responsabilidad de nuestra Institución la capacitación del personal de la Fuerza Aérea, desde su formación inicial en los cursos de Reclutamiento, como la de los diferentes cursos de Capacitación de Grado, así como también los que permiten elevar los diferentes Niveles de Pericia o perfeccionamiento profesional.

Para ello, un sinnúmero de actividades se realiza tales como: preparación pre despliegue de Misiones de Paz, para las Naciones Unidas; Apoyo al Vuelo; Búsqueda y Rescate; Logística; Policía Aérea; empleo de Drones y todas aquellas que el mando nos asigne.

Hoy vivimos en un mundo de constantes retos, coyunturas y crisis, donde la Emergencia Sanitaria por COVID-19 nos ha golpeado desde los inicios del año lectivo, haciéndonos replantear la situación al respecto y como ya un físico alemán reflexionaba; “Es en la crisis donde nace la inventiva, los descubrimientos y las grandes estrategias”..., Albert Einstein.

Esa es la actitud y filosofía que nos ha guiado todos los días, que nos permitió ver oportunidades donde existía crisis, por eso, afrontamos nuevos desafíos que nos permitirán superarnos a nosotros mismos y ser cada día un poco mejores, esa es la actitud que nos han legado nuestros antecesores y esa es la actitud que ha permitido al Instituto abordar en el presente año temas de actualidad e importancia como ser: Optimización de los recursos y mejoras en la eficiencia del mantenimiento edilicio; Sostenimiento del Protocolo Sanitario por COVID-19 implementado conjuntamente con UTU; Desarrollo del Anteproyecto del Polo Educativo de la Fuerza Aérea; que mediante la modalidad de un fidecomiso, pretende optimizar sus Centros Educativos reasignando infraestructura propia y concentrándolos para generar un Polo de Educación Aeronáutico de categoría y calidad, con mayor peso específico en el país y la región; Desarrollo de estrategias para alcanzar nuevos objetivos y resultados en el sostenimiento del Bachillerato Tecnológico Aeronáutico, junto a su Convenio Marco entre el Consejo de Enseñanza Técnico Profesional - UTU y la Fuerza Aérea; Adecuación del marco legal de las normas de funcionamiento Institucional, producto de la aprobación de la Ley Orgánica Militar; Mejoras para el bienestar del Personal Subalterno y su familia y otras temáticas de no menor importancia. 

Pero esta crisis también nos dio la satisfacción del reencuentro y la posibilidad de brindar apoyo, a un grupo de hombres y mujeres portadores del legado de nuestra Escuela y sus precursores, me refiero, a la Asociación de Ex Alumnos de la Escuela Técnica de Aeronáutica del Uruguay, una asociación civil que tiene como Objetivo, los fines Sociales, Culturales, Recreativos y Deportivos. 

Un grupo de Aerotécnicos que agradecidos de las aulas que los vieron nacer, decidieron agruparse para crear una Institución propia, que les permita realizar un aporte y retribución a su Escuela Técnica de Aeronáutica. 

Esta iniciativa fue el motivo y motor para que la Escuela, recibiera en su seno a diferentes generaciones de Aerotécnicos, permitiendo que, por intermedio de la creación de esta Asociación de Ex Alumnos y el apoyo brindado por la Institución, se generase una sinergia positiva que facilite la recuperación de parte del conocimiento y potencial Educativo Aeronáutico, mediante la participación en proyectos comunes y la transmisión de conocimientos técnicos, que fueron adquiridos y perfeccionados por el tiempo, la experiencia del trabajo y la capacitación de sus integrantes, verdaderamente una pequeña joya conocida por toda institución como el “know-how” … en tantos años transcurridos, nos encontramos ante una oportunidad única.

A los Integrantes de la Asociación de Ex Alumnos de la Escuela Técnica de Aeronáutica del Uruguay por la inventiva, visión y compromiso, nuestras felicitaciones y todo el apoyo de ésta, su Casa.

Es importante difundir y reconocer nuestra variada Propuesta Educativa y la labor realizada, pero también es importante ser agradecidos; por eso agradecemos al mando de la Fuerza Aérea por la confianza que nos ha brindado al Comandar esta Unidad. Agradecemos a las Instituciones Civiles y Militares que colaboran con el quehacer Educativo Aeronáutico Nacional, a las Unidades, Direcciones, Servicios y reparticiones de la Fuerza, por el apoyo brindado para el mejor desarrollo de nuestra tarea, que junto a su diaria labor mantienen las capacidades de la Fuerza Aérea Uruguaya, agradecemos a la Fundación Berisso por el apoyo a nuestro Personal y su familia; finalizando agradecemos a los Docentes y Personal Orgánico del Instituto, sin los cuales no sería posible todo esto. 

Vaya entonces para ellos nuestro reconocimiento, por su innovación, por su espíritu y actitud proactiva, que no descansa ante dificultades o contratiempos, una voluntad de espíritu que trasciende lo temporal y moldea el carácter de las nuevas generaciones, templando sus corazones y mentes para un accionar criterioso, desarrollando la imaginación y creatividad, deseosos de superación y en la búsqueda constante de una Fuerza Aérea de vanguardia. 

No debemos pasar por alto que hace unos instantes como la tradición indica, con la entrega de una Medalla Conmemorativa por parte del Señor Comandante en Jefe, hemos homenajeado al Personal Subalterno que ha dedicado y consagrado, 30 Años de su vida a la Fuerza Aérea. Este es un justo y merecido homenaje, por la lealtad, vocación de servicio, dedicación y abnegación, en el cumplimiento de largos años al servicio en la Fuerza Aérea y su país. Para ustedes y sus familias nuestro reconocimiento.

Para las nuevas generaciones, ustedes que comienzan sus primeros vuelos, sigan el ejemplo del Personal Homenajeado y el de los Ex Alumnos aquí presentes, transformen los contratiempos en grandes obras y trasciendan, que las situaciones temporales, no afecten los sagrados pilares de nuestra Institución.

El incansable trabajo, esfuerzo, abnegación, pujanza y vocación de servicio; deben de ser el norte a seguir por todos nuestros integrantes, en reconocimiento al valioso legado de nuestros antecesores.

Por eso en estos tiempos difíciles hay que elevar la creatividad e inventiva a su máxima expresión y no doblegarnos por las dificultades, porque como expresara el físico Alemán Albert Einstein (1879–1955); “Quien atribuye a la crisis sus fracasos y penurias, violenta su propio talento y respeta más a los problemas que a las soluciones”...

Muchas gracias.

Galería: ETA