Fuerza Aérea Uruguaya FUERZA AEREA URUGUAYA
La Aviación, vanguardia de la Patria
Información

71.° aniversario de la Escuela Técnica de Aeronáutica “Tte. Cnel. (Técnico Especialista) José A. Rígoli”

Publicación: 12 de octubre de 2017.

El pasado 10 de octubre, se realizó en las instalaciones de la Escuela Técnica de Aeronáutica (ETA) la ceremonia de su 71.° aniversario de creación.
 
Estuvieron presentes el comandante en jefe de la Fuerza Aérea Uruguaya, Gral. del Aire Alberto Zanelli, el comandante del Estado Mayor General, el comandante del Comando Aéreo de Personal, Brig. Gral. (Av.) Luis De León, excomandantes en jefe de la Fuerza Aérea y Oficiales Generales en situación de retiro, agregados militares, extranjeros acreditados ante nuestro país, exdirectores de este instituto, el director de la Escuela de Especialidades de la Armada Nacional, Capitán de Navío Sergio Bique, el director de la Escuela de Comunicaciones del Ejército Nacional, Tte. Cnel. Daniel González, Oficiales Superiores, Oficiales Jefes y Oficiales Subalternos de las Fuerzas Armadas, profesores, instructores técnicos, alumnos, familiares y amigos.
 
Una vez iniciada la ceremonia la Banda de Músicos de la Fuerza Aérea “Cnel. (Reserva) Walter Miños” ejecutó las estrofas del Himno Nacional y seguidamente el Oficial Ayudante realizó la lectura de la Orden correspondiente a la Unidad.
 
Posteriormente, se reconoció al personal que en el presente año ha cumplido 30 años de servicio y que se ha hecho merecedor de la entrega de su correspondiente medalla. Asimismo, se rindió homenaje al Aerotécnico Principal Javier Careno quien falleciera, el pasado 29 de setiembre, tras una enfermedad.
 
Seguidamente el director (accidental) del Servicio de Mantenimiento y del Museo Aeronáutico, Tte. Cnel. (Av.) Sebastián Langone, recibió el primer proyecto aeronáutico programado para el presente año lectivo, de manos del subdirector de la ETA, Tte. Cnel. (Av.) Eduardo Sassón.
 
Finalizada la entrega simbólica, el director de la ETA, Cnel. (Av.) Ruben Aquines se refirió a los presentes con un discurso que abarcó gran parte de la trayectoria de la Institución.

 

Palabras del director de la ETA

Nuestras más sagradas tradiciones y epopeyas aeronáuticas conjugan armoniosamente pájaros de acero, tela y madera; con el corazón de iluminados y valientes pilotos, que un día  desafiaron lo desconocido para abrazarse con la gloria eterna.

Como muchos países, nuestra República contó con una de las hazañas más importantes de la historia de la aviación a nivel mundial, cuando el joven Alférez Cesáreo Berisso, siguiendo la luz de la eternidad, voló "solo" sin haber terminado su curso correspondiente, durante casi dos horas un 22 de junio de 1913, para demostrar que la llama de la Aeronáutica Militar no debía extinguirse.

Pero hoy, realmente quiero dirigirme al que trabaja en silencio, a aquel responsable de tanta abnegación, de tanto sacrificio, de tanta colaboración, de tanto coraje y dedicación, aquel que mantenía aquellas primeras máquinas voladoras en orden de vuelo, aquel que formó parte de la epopeya del primer vuelo del Farman de la Escuela de Aviación Militar, aquel que finalmente le brindó arranque y chispa para que ese motor tuviera vida y conseguir semejante hazaña. Ese que nos da la convicción de paz, tranquilidad y confianza al subir a compartir con las nubes el cumplimiento de nuestra misión fundamental aunque nuestros cielos no sean celestes. Ese que nos espera con todo lo necesario y en perfectas condiciones, siendo el primero en llegar y el último en irse luego de sentir la satisfacción de la labor cumplida, ese que en silencio y sin pedir nada a cambio vuelve a la mañana siguiente sin que lo llamen, a ese que yo considero mi héroe, ese al que todos llamamos Soldado.

Y hoy 10 de octubre, es cuando nuestra gran Institución, les brinda el merecido y estimado reconocimiento, a aquellos que han puesto en su pecho los colores artiguistas y en su frente los colores de la patria. Hoy es el día, de la Escuela de formación de todo el Personal de la Fuerza Aérea Uruguaya, hoy es el día de la Escuela Técnica de Aeronáutica Tte.Cnel.(TEA) José Rígoli.

En ella viven perennes los cimientos del pasado que la han formado. Reclama la historia la memoria de los primeros mecánicos, carpinteros, enteladores, peones y soldados de la Escuela de Aviación Militar de 1913 y los de la Escuela Militar de Aviación de 1916. Gritan ¡ordene! los 60 alumnos de la Escuela de Aprendices, de la Dirección General de  Talleres, Almacenes Generales y Servicios de 1940, y gritan ¡presentes! los Cursos Avanzados, Básicos, Especiales y de Pasaje de Grado desde el año 1954 a la fecha. En esta retórica de legados afines, surcan en los cielos cual águilas, el primer Curso de Pilotos Aviadores de Tropa, del 21 de enero de 1925. Dicha Escuadrilla formada por 8 integrantes del Personal Subalterno, tenía como guía al Brevet Nº 1, el Cbo. Manuel Pampin. Las primeras aves caídas formaron la Escuadrilla del Silencio del Personal de Tropa, e inmortalizaron el 26 de octubre de 1937 a los caídos de los cielos de la ciudad de Trinidad, el Cbo. Almícar San Román y el Sdo. Angel Peralta.

El Himno del Cuerpo de Alumnos que nos identifica sella en nuestros corazones lo siguiente:

Soldados de sabiduría
que volando por siempre estarán
con las alas de nuestra valentía
cuidando por siempre nuestro cielo oriental 

Ante tanta valentía y abnegación, no en vano esta casa se denomina Tte.Cnel.(TEA) José Rígoli, ya que su vida fue dedicada a la integridad, al servicio y a la excelencia, todo lo cual identifica nuestra profesión. En su carrera se distinguen los rasgos más excepcionales de un soldado y un aeronauta. Siendo mecánico automotriz ya a los 15 años, acumuló una experiencia excepcional para presentarse en 1920 y obtener una vacante en los talleres de la EMA. A partir de allí, amalgamó una estrecha relación de confianza y afinidad con los pilotos a los cuales les preparaba sus máquinas, siendo inclusive parte de las tripulaciones en innumerables vuelos compartidos a través de diferentes cielos. Entre ellos la travesía del Atlántico Sur en el Hidroavión Uruguay, piloteado por el Mayor Tydeo Larre Borges y secundado por el Capitán José Luis Ibarra y el Capitán Glauco Larre Borges. Hizo el destino que proveniente de Marina de Pisa (Italia) el 2 de marzo de 1927, cayeran sus alas en las costas de África. Posterior al amerizaje y viendo su aeronave destrozada, nadaron durante media hora para alcanzar las playas del sur de Marruecos. Una hora sentados sobre la arena recuperando el aliento sin siquiera hablar, hasta que otro grupo de hombres rompió el silencio. Pertenecían a la tribu de moros Tuguina, los cuales iban armados y con intenciones de apropiarse de parte de la vida de los recién llegados. Los amenazaron, los saquearon y los secuestraron durante 8 días, hasta que escucharon los zumbidos de varios aviones enviados por el gobierno español, entre los cuales el que los encontró era piloteado por el aviador francés Jean Mermoz y por el cual fueron rescatados luego de pagar la suma de 5000 duros españoles.

Fue mecánico, instructor, asesor y por sobretodo un precursor de la Aviación Militar,  por lo que se le asignó su anhelado Estado Militar en 1953 al nacer la Fuerza Aérea Uruguaya, cuando se le ascendió al grado de Mayor (TEA) y a pesar de su retiro obligatorio en 1959 se reincorporó al Servicio hasta 1976 donde pasó a integrar la Escuadrilla del Silencio.

Inexorablemente cada vez que vemos y sentimos a una aeronave de plata, surcar los cielos azules que comunican a la humanidad entera, eternamente se sentirá en ellas, el corazón y el alma del Aerotécnico, y en sus raíces más profundas, la presencia del Soldado.

Todo este hondo significado que he intentado transmitir, se funde en la medalla que hoy el Comandante en Jefe de la Fuerza Aérea, le ha entregado al Personal Subalterno que ha cumplido 30 años de Servicios. Medalla que representa y testimonia lo más sagrado del amor a la patria y dedicación que un soldado puede entregar a su nación. Para este Coronel, aún es más significante, ya que al haber alcanzado también dicha antigüedad, veo en sus ojos la misma luz que nos hipnotizó ya hace tanto tiempo. En esta suerte de testimonios, quiero recordar al Aerotécnico Principal Javier Careno, un verdadero luchador que hace poco abandonó nuestra formación para seguir reparando nuestras comunicaciones en otros cielos, en los cielos de la eternidad.

Despedimos hoy al FAU 756, Cessna 185 U-17 Skywagon el cual alimentó por más de quince generaciones nuestro anhelo de aprender, por lo cual nos brindó la oportunidad de hacer las diferentes clases prácticas a efectos de adquirir la experiencia necesaria para consumar la educación de los jóvenes Aspirantes Técnicos. Hoy decola hacia su nuevo destino, hoy vuela hacia el Museo Aeronáutico, el cual será su merecida morada y descanso a efectos de cumplir con su última misión operativa, a saber…el legado testimonial de la historia de la Aviación Militar. Este vuelo refleja además, que todas las misiones que decolaron a principio de año en los diferentes cursos establecidos, ya se encuentran solicitando órdenes para aterrizar,  y en el chequeo individual de la cartilla de vuelo, podemos hoy con satisfacción transmitir, que casi el 20 por ciento del Personal Subalterno de la Fuerza Aérea ha volado este año en nuestras alas. Aeronave de la ETA que este año ha incrementado sus estaciones de combate, ya que cuenta nuevamente luego de muchísimos años con el Polígono de Armas Largas habilitado.
 
A todos los señores oficiales, instructores y amigos que hacen posible todo esto, y sobre todo al Personal Subalterno que constituyen el corazón y el alma de esta Escuela, muchas gracias por todos los logros alcanzados. Por mantener esta casa como un verdadero faro para todos los navegantes de las  distintas especialidades y campos de carrera de esta profesión, por todo aquello que realizan día a día para que su hogar brille como un sol y que sigamos siendo dignos de este Pabellón que nos protege día a día.

Somos la mente, somos el brazo,
somos también el corazón,
unidos todos, con fuertes lazos,
por la gloria de nuestra aviación

 

 

Cnel. (Av.) Ruben Aquines
Director de la Escuela Técnica de Aeronáutica

Fuerza Aérea Uruguaya
Dirección de Relaciones Públicas
Avda. Pedro de Mendoza 5553 - Montevideo - Uruguay
Tel.: (+598) 2222 44 00 al 09 int. 1322 - 1309
Telefax: (+598) 2222 41 28
E-mail: mc-rrpp@fau.mil.uy

2017© Fuerza Aérea Uruguaya

Inicio Contacto Teléfonos