Fuerza Aérea Uruguaya FUERZA AEREA URUGUAYA
La Aviación, vanguardia de la Patria
Información

Acto conmemorativo realizado en el Panteón de la Fuerza Aérea por el “Día de los Mártires de la Aviación Militar”

Publicación: 10 de agosto de 2017.

El pasado 10 de agosto, en el Panteón de la Fuerza Aérea se realizó la ceremonia de conmemoración del ¨Día de los Mártires de la Aviación Militar¨, instituido por resolución del Ministerio de Defensa Nacional de fecha 17 de julio de 1938.

La misma fue precedida por el presidente de la República, Dr. Tabaré Vázquez, el ministro de Defensa Nacional, Dr. Jorge Menéndez, el jefe del Estado Mayor de la Defensa, Gral. de Ejército Juan Saavedra, el comandante en jefe del Ejército Nacional, Gral. de Ejército Guido Manini Ríos, el comandante en jefe de la Fuerza Aérea Uruguaya, Gral. del Aire Alberto Zanelli y el comandante en jefe de la Armada Nacional, Almirante Leonardo Alonso entre las autoridades civiles y militares presentes.

Los efectivos terrestres a cargo del jefe del Cuerpo de Alumnos de la Escuela Militar de Aeronáutica, May. (Av.) César Rodríguez, rindieron los honores correspondientes, al tiempo que la Banda de Músicos de la Fuerza Aérea, Cnel. (Reserva) Walter Miños, ejecutó la marcha fúnebre de la Fuerza Aérea Uruguaya de autor anónimo.

Seguidamente, hizo uso de la palabra, en representación del Comando General, el jefe del Aeropuerto Internacional “Angel S. Adami”, Cnel. (Av.) Fernando Cáceres.

El Comandante en Jefe de la Fuerza Aérea, Gral. del Aire Alberto Zanelli, acompañado por el suboficial de la Fuerza Aérea, Supervisor Aerotécnico Hector Machado, colocaron una ofrenda floral a los pies del Panteón seguido de una salva de honor, finalizando con la ejecución del Toque de Silencio y sobrevuelo de aeronaves.

 

Palabras en representación del Comando General de la Fuerza Aérea


Es 10 de agosto, pero de 1918. En los lejanos campos de Pou, en Francia, en un fatídico día, el capitán Juan Manuel Boiso Lanza, pionero de nuestra aviación militar, mientras desarrollaba actividades aéreas de práctica, y al aproximarse a un aterrizaje en su aeronave Nieuport, se precipita a tierra, y pierde allí la vida.

Es por aquel hecho, que desde 1938, este día se instituyó como “Día de los Mártires de la Aviación Militar Uruguaya”.

Fecha para recordar, reflexionar y rendir tributo a quienes dando lo más preciado que poseían, lo dejaron todo en pos de un ideal.

El sacrificio y la entrega del capitán Boiso Lanza para llevar adelante la novel actividad aérea, junto al dolor de su partida, le otorgan desde ese momento, el mando como “Comandante de la Escuadrilla del Silencio”.

Desde aquel día, lamentablemente, muchos más han ofrendado sus vidas en el cumplimiento de la misión, pasando a formar parte de esta escuadrilla.

Por tal motivo al encontrarnos en este sagrado sitio nos reúne el recuerdo de los camaradas que un día dejaron de estar físicamente entre nosotros.

Recogimiento, respetuoso silencio, lágrimas y preguntas sin respuestas nos vienen a la mente y al corazón.

Evocamos a todos aquellos que en pos de sus ideales, su compromiso con la Patria, y vocación de servicio, partieron anticipadamente en el cumplimiento del deber.

Nada sustituye al hijo, a la hija, al esposo, a la esposa, al hermano, a la hermana, al padre, a la madre, al camarada, que ya no regresará al hogar.

La entrega que nos han brindado no diferencia edades ni jerarquías, ni mayores ni menores experiencias ya que TODOS y CADA UNO de ellos nos entregaron algo de sí, que sin duda, nos ha enriquecido como profesionales y personas.

A los más lejanos los rememoramos a través de los libros de historia, a otros por el intercambio de experiencias con sus contemporáneos, y los más cercanos, con los que tuvimos la dicha de compartir momentos de la vida personal y profesional, los tenemos presentes en aquel briefing en la sala de operaciones, en el mate compartido o en alguna reunión de camaradería, y permanentemente sobrevuelan nuestra memoria.

Gabriel García Márquez dijo una vez: “la muerte no es el fin, el fin es el olvido”, ...por eso permítanme evocar entonces a dos personas que en mi vida marcaron mi ser como subalterno y después como instructor:

“STUKA”: cuánto daría por volver el tiempo atrás para poder retener una vez más el consejo, el briefing, la charla a diario, escuchar ese tono de voz que se ha desvanecido en el tiempo y no lo pudimos conservar en nuestra memoria aunque si en nuestro corazón.

Ojalá haya sabido honrar tu partida, siendo más profesional cada día.

“YANO”: en esas cabinas compartidas espero haberte podido transmitir la maniobra bien ejecutada, la experiencia, el consejo adecuado.

Ojalá haya sabido honrar tu partida, habiéndote impartido la mejor instrucción.

Solo nos puede reconfortar saber que partieron haciendo lo que más amaban: VOLAR. A ellos nuestro más sincero respeto.

Cuando escuchemos el TOQUE DE SILENCIO, recibiremos en nuestros espíritus el sobrevuelo de la escuadrilla del silencio; reflexionemos en ese breve momento sobre si nuestras acciones de comando, nuestras decisiones y actos cotidianos se corresponden con el sacrificio que ellos han realizado,… si es así, podremos sentir que estamos honrando su memoria y decirles a sus familias que su sacrificio no ha sido en vano, porque se fueron para legarnos algo muy valioso.

Para finalizar quiero citar una frase que rezaba en las paredes del comedor del Cuerpo de Alumnos de la Escuela Militar de Aeronáutica, ésta se encontraba junto a la imagen de una aeronave en actitud de decolaje, símbolo de nuestra actividad, que con sus alas nos cobijaba y nos alentaba a seguir adelante, para vislumbrar que emprender el vuelo era nuestro más grande desafío: "Felices aquellos que aunque sólo una vez han volado, para ver desde lo alto, la inmensidad del espacio y la pequeñez de la tierra. Sentir que se es todo… y sentir que se es nada… y que, en esa purificación espiritual; sentir que se está más lejos de la maldad de los hombres y más cerca de la bondad de Dios".

Integrantes de la “ESCUADRILLA DEL SILENCIO" a USTEDES: la ETERNIDAD...

 


Cnel. (Av.) Fernando Cáceres
Jefe del Aeropuerto Internacional “Angel S. Adami”

Fuerza Aérea Uruguaya
Dirección de Relaciones Públicas
Avda. Pedro de Mendoza 5553 - Montevideo - Uruguay
Tel.: (+598) 2222 44 00 al 09 int. 1322 - 1309
Telefax: (+598) 2222 41 28
E-mail: mc-rrpp@fau.mil.uy

2017© Fuerza Aérea Uruguaya

Inicio Contacto Teléfonos